PeaceWorks

Menu

Desde el debate ¿Y ahora qué? – La “ideología de género” en el proceso de paz: caminos y perspectivas

30784333992_59e20c6603_o

Moderadora:
Mónica Mesa Alvarado

Panelistas:
Claudia López (Senadora Alianza Verde)
Claudia Arenas (Forum syd)
Cindy Caro (Escuela de Estudios de Género, la Universidad Nacional)
Diana Quinua y Carolina Manosalva (Paz a la Calle)

Del diálogo que surgió en esta mesa, hay varios temas y conclusiones enriquecedoras que dan paso a la reflexión: Se encuentra un consenso en que a lo que llamaron “ideología” era un enfoque de género, un enfoque que no se limitaba a las mujeres, sino que hace referencia a que la guerra se vive de diferentes maneras dependiendo del cuerpo en el que se halla nacido. Un enfoque que innovó al aparecer en unos acuerdos de paz, pero que evidentemente no era un tema nuevo, ni del que se estuviera hablando hace poco. Un enfoque que no sólo era de género, sino un obligado enfoque diferencial que dejara claro que las poblaciones viven la violencia de manera diferenciada, las afectaciones son radicalmente diversas y, por tanto, el tratamiento debe adecuarse a las situaciones específicas, esto especialmente para las minorías.

Ahora bien, este enfoque de género representó una gran ganancia al aparecer como tema transversal en los acuerdos, que obligó a crear una subcomisión de género y a darle la importancia que debía tener, sin embargo, este fue uno de los “caballos de Troya” para la victoria del NO, pues se empezó a tergiversar lo que quería decir el enfoque de género, se difundió la idea que la “ideología de género” era la imposición de una sexualidad no heterosexual, que la familia se iba a acabar.

La difusión de esta “ideología” fue una gran labor, sobre todo, de parte de los pastores, que generaron este miedo generalizado, a que las personas se vuelvan homosexuales, a que quieran transgredir el género y romper con los roles impuestos, un miedo a lo desconocido, a las minorías que “incomodan”. Esta “ideología de género” término mezclando los enfoques diferenciales, en donde una de las mayores apuestas era que la población LGBT fuera tomada en cuenta, como población particular y afectada por sus orientaciones sexuales.

Todos los miedos que surgieron de la “Ideología de Género” se convirtieron en amenazas para “la familia” y la desestabilización de un “sistema sexo-género”, fue afirmar que todavía seguimos dentro de un régimen patriarcal, que “la única ideología que existe es la de la discriminación”. Queda claro que en los Acuerdos de Paz no se está imponiendo ningún tipo de ideología, que los acuerdos no van a resolver asuntos que van más allá de ellos, que los derechos ganados en la constitución son inamovibles en los Acuerdos.

También queda claro que el triunfo del NO, se ha vuelto un motivo para movilizarse, para querer conseguir la Paz más que nunca, que de los momentos de crisis salen ideas revolucionarias. Es una oportunidad para seguir adelante, para revisar la cultura política colombiana, tener consciencia histórica, dialogar con los sectores que piensan diferentes, usar lenguajes accesibles y dejar de pensar desde la ciudad. Es necesario que conseguir la Paz implique una participación no sólo de los jóvenes, sino de todos los movimientos que existen y que se están formando, que se unan esfuerzos, que se haga un trabajo pedagógico y, sobre todo, sacar los acuerdos adelante, ¡“queremos hacer paz”!

Escrito por moderadora, Monica Mesa Alvarado