PeaceWorks

Menu

Quiénes somos

PeaceWorks es una organización de la sociedad civil sueca fundada en Suecia en 1974 y con presencia y oficina en Colombia desde 2015.

Somos una organización juvenil y pacifista sin fines de lucro basada e impulsada por un sistema de miembros, quiénes toman las decisiones estratégicas y marcan nuestro rumbo. Nos consideramos una plataforma crítica de normas y nuestra visión se fundamenta en un mundo justo y sostenible en paz, donde los jóvenes son actores activos en la sociedad.

Somos una organización juvenil y pacifista sin fines de lucro basada e impulsada por un sistema de miembros, quiénes toman las decisiones estratégicas y marcan nuestro rumbo. Nos consideramos una plataforma crítica de normas y nuestra visión se fundamenta en un mundo justo y sostenible en paz, donde los jóvenes son actores activos en la sociedad. Las sociedades a las que aspiramos son aquellas caracterizadas por la paz, la justicia global y la solidaridad, y que trascienden las fronteras construidas, nacionales, culturales, sociales y económicas. Los temas con los que trabajamos no son de ninguna manera neutrales. Somos una organización no partidista, pero nuestras posturas son políticas. 

 

Contamos con dos oficinas en Suecia, en Estocolmo y Malmö y la oficina de Bogotá, en Colombia. Por ende, trabajamos activamente tanto en contextos locales como internacionales. 

Nuestro grupo de trabajo principal son las personas jóvenes entre los 13 y 35 años de edad. Este grupo de trabajo varía y se vuelve específico dependiendo de cada proyecto, sus objetivos y actividades. Para nosotras es esencial el trabajo directo con los y las jóvenes y sus experiencias organizativas, pues son ellos y ellas quienes conocen a profundidad sus contextos y quiénes realizan el trabajo necesario para materializar los cambios en sus sociedades.

El rol de PeaceWorks como actor cercano a los y las jóvenes es sobre todo el de acompañar sus procesos; brindar las herramientas, metodologías y perspectivas a esos procesos para fortalecerlos integralmente; y propiciar espacios de discusión, reflexión y participación para los y las jóvenes. No es PeaceWorks, en últimas, quien lleva a cabo las acciones e iniciativas de paz, sino los y las jóvenes desde sus realidades y territorios.

Nuestros principios

Nos regimos por cuatro principios fundamentales:

Perspectiva Juvenil

Somos una organización juvenil dirigida por y para jóvenes.

 

 

Igualdad

Basamos nuestro trabajo en la igualdad de valor de todas las personas. Por lo tanto, nos esforzamos por combatir todo tipo de supremacía y subordinación que legitima y perpetúa la desigualdad y la injusticia en el mundo.

Solidaridad

Somos una organización solidaria. Esto significa que (1) tomamos una posición contra los sistemas económicos y sociales que crean y reproducen injusticias y distribución desigual del poder y los recursos; y (2) trabajamos con acciones y métodos concretos de solidaridad, tanto a nivel local como global. 

Reflexión crítica

A través de la reflexión crítica nos esforzamos por hacer visibles y desafiar las ideas dominantes en el mundo, así como por contrarrestar las estructuras de poder global que se basan en esas ideas.

Conceptos esenciales

Para comprender la estrategia y el trabajo que hacemos, es importante tener en cuenta los conceptos esenciales que nos orientan.

Violencia

Basamos nuestra comprensión de la violencia de manera amplia. Esto quiere decir que la violencia física o las formas de violencia más tangibles (la llamada “violencia directa”) no son las únicas que existen y no permiten caracterizar el concepto completo (Galtung, 1969, 1990). Por tanto, definimos la violencia en función de los siguientes tres aspectos:

Violencia directa: La violencia directa se caracteriza por su visibilidad e incluye acciones directas, como el acoso (tanto físico como mental), la guerra y el abuso.

Violencia estructural: La violencia estructural se caracteriza por mecanismos formales o informales en la sociedad que hacen que todas las personas no tengan las mismas condiciones y oportunidades. Esto puede ser, por ejemplo, sistemas económicos que promueven y refuerzan la desigualdad económica, el racismo y el sexismo. Y los conflictos, que muchas veces tienen sus fundamentos en un sistema que genera injusticias económicas y sociales donde los recursos se distribuyen de manera desigual.

Violencia cultural: La violencia cultural analiza las actitudes que legitiman y normalizan la violencia directa y estructural, como el uso del lenguaje, la ideología y la política. Por lo tanto, es importante señalar que con el concepto “violencia cultural” no nos referimos a la violencia vinculada a diferentes “culturas”, en el sentido de los rasgos de carácter esenciales adscritos a países, naciones o etnias construidas socialmente.

Así pues, toda la estrategia de PeaceWorks está impulsada por el objetivo de eliminar las formas destructivas de violencia en todas las áreas temáticas de la organización. Significa contrarrestar las estructuras de violencia a nivel personal y social, tanto a nivel nacional como mundial y en todos los aspectos de nuestro trabajo.

Paz

Nuestra definición de paz refleja la definición de violencia presentada anteriormente. Por tanto, trabajamos sobre la base de una definición holística de paz. Entendemos la paz no solo como la ausencia de guerra. Para que una sociedad pueda fomentar una paz sostenible, debe estar libre de injusticias y de todas las expresiones de violencia mencionadas anteriormente. 

Trabajar por un mundo en paz sostenible debe, por tanto, caracterizarse por una organización de la justicia que exponga, contrarreste y modifique las relaciones desiguales de poder y la violencia en todas sus formas.

En Colombia particularmente, aunque apoyamos categóricamente la implementación del Acuerdo de Paz entre el gobierno y la antigua guerrilla FARC-EP y adelantamos diferentes acciones encaminadas en esa dirección, consideramos que la expresión de la paz solamente como dicho acuerdo se queda corta frente a las enormes problemáticas sociales y políticas de carácter histórico que existen. En ese orden de ideas, creemos que trabajar por la paz implica hacerlo desde la justicia social y el cambio estructural en los procesos y mecanismos que posibilitan las dinámicas violentas e injustas. 

Así, toda pequeña iniciativa que apoyamos es un proceso de construcción de paz en su propia escala.

Feminismo

Para nosotras,  en todas las sociedades se les asignan a las personas diferentes estatus, roles y tareas según el género que se les percibe. Estos, los llamados sistemas de género, impregnan todos los aspectos de una sociedad y generalmente se basan en la categorización y separación de género y el dominio de los hombres cis.

 

La mayoría de las sociedades de hoy son patriarcales, lo que significa que el poder legal, económico y político se distribuye principalmente entre los hombres y los beneficia.

Antirracismo

Vivimos en un mundo poscolonial. Eso significa que las estructuras racistas siguen siendo una parte integral de las sociedades de todo el mundo, lo que afecta nuestra vida cotidiana. Como ejemplo de esto, hoy todavía existe una norma de blanquedad (whiteness) que crea condiciones de desigualdad para las personas basadas en ideas socialmente construidas sobre raza y etnia. 

Nos oponemos de manera vehemente a esa norma, así como a esas condiciones de desigualdad y violencia basadas en las nociones socialmente construidas de raza y etnia, y trabajamos por señalar dichas estructuras y ejercer procesos de cambio sobre ellas.

Justicia global

Vivir en un mundo poscolonial también significa (además de las nociones racistas, patriarcales y coloniales) que las relaciones de poder en la relación entre el sur global y el norte global reproducen una distribución injusta de los recursos.

 

Esto significa que tenemos una actitud crítica hacia la ayuda internacional, el voluntariado y las nociones tradicionales del desarrollo, en las que se espera que los “países desarrollados” enseñen a los “países en desarrollo” cómo desarrollarlos. En cambio, nos basamos en la solidaridad internacional con el principio de que apoyamos ampliamente el trabajo realizado por nuestros socios locales.